Informador Regional
Informador Regional Online

El diputado nacional Miguel Giubergia (UCR – Jujuy) presentó un proyecto de Resolución para que la Cámara baja rinda homenaje a los legisladores que asumieron el 10 de diciembre de 1983.

Dicha iniciativa impulsa la entrega de un diploma y una medalla conmemorativa a cada uno de los diputados nacionales que juraron hace 30 años, cuando nuestro país volvió definitivamente a la vida democrática.

Giubergia, acompañado por su pares, Miguel Bazze, Agustín Portela, Eduardo Santín, Mario Fiad, Eduardo Costa, Hugo Maldonado y Mario Negri, presentó esta propuesta con el fin de honrar a los numerosos ciudadanos que, amparados por sus ideas políticas y no sin ciertos temores, decidieron postularse, luchar y ganar su lugar en ésta Honorable Cámara de Diputados.

"Hace tres décadas llegaba al gobierno el Presidente Raúl Alfonsín y comenzaba el gobierno de la ley y de la división de poderes, con un fuerte respaldo parlamentario de quienes habían sido elegidos por otros ciudadanos y ciudadanas más allá del partido político que representaban en el acto eleccionario", describió el diputado jujeño y continuó "se restablecía la cultura democrática, la participación ciudadana, la militancia política, se fortalecía el sistema de partidos políticos y todo ello tenía que ser respaldado por instrumentos idóneos que debían surgir de nuestros legisladores, quienes a la sazón además de defender la democracia militaban por sus propias ideas en el ámbito de la libertad".

"Varias generaciones de argentinos, a través de sus representantes, estrenábamos el debate legislativo, la discusión política y el acuerdo democrático y así al fin se cristalizaban las ideas a través de leyes y la modernización ingresaba por la puerta grande a la historia parlamentaria argentina", señaló Giubergia en la fundamentación de su iniciativa y agregó "no escapa al ojo menos entrenado que esos diputados albergaban entre sus sentimientos algunos miedos y cierta desconfianza, ello debido a que la democracia en nuestro país durante el siglo 20 había sido permanentemente interrumpida".

"Esos hombres y mujeres que el 10 de Diciembre de 1983 ingresaban a esta honorable Cámara, merecen nuestro reconocimiento por ser pioneros en esta democracia que actualmente nos toca mejorar pero que ya es un estado permanente de nuestra vida política", concluyó Giubergia.